¿No sabes todo lo que puede aportarte la cosmética natural? ¡Te sorprenderá!  Los laboratorios de cosmética apuestan cada día más por elaborar sus productos con ingredientes naturales, creando así la cosmética natural. Son cosméticos que nos aportan todos los beneficios de la naturaleza, saludables con el medio ambiente. 

 

Esta cosmética natural es una tendencia que va pisando fuerte día a día en nuestro país, ganando adeptos de forma continua, con un crecimiento cifrado en un 20% anual en Europa.

Los consumidores cada día están más cansados de leer etiquetas de artículo de belleza y salud, con decenas de ingredientes de nombres impronunciables, creados en laboratorios químicos que aceleran los efectos de esas cremas pero, que a su vez, pueden provocar problemas de salud variados: dermatológicos, alérgicos, respiratorios, etc. Al final con químicos que nuestra piel y nuestro cabello absorben.

Además muchos de estos productos están testados en animales, con las consecuencias éticas que ello supone. Los productos cosméticos naturales están libres por normal general de este lastre.

 

Un cosmético natural intenta parecerse a nuestra piel, busca siempre integrar sustancias naturales que tengan una alta afinidad con la composición bioquímica de nuestra piel. Todos coincidiremos que no hay nada mejor que acudir a la naturaleza para cuidarnos. Productos como la manzanilla para desinflamar la piel, la miel para aportarle luz, el limón para limpiar nuestro cabello, el aguacate para hidratarlo, el café para aportarnos tersura… son conocidos desde hace siglos por su valores y aportaciones a nuestra salud. Los ingredientes que encontramos en la naturaleza son infinitos y sus beneficios también.

 

Ventajas de los cosméticos naturales son los siguientes:

  • No contienen aromas sintéticos, conservantes o perfumes artificiales.
  • Se adaptan perfectamente a nuestro tipo de piel, debido a la mayor afinidad de sus componentes con nuestra epidermis.
  • No utilizan componentes químicos derivados del petróleo, ni aditivos artificiales.
  • Regenera, cuida y protege la piel con eficacia y de forma natural.
  • Tiene un efecto más suave, menos agresivo, que la cosmética química tradicional.
  • La cosmética natural también tiene efectos beneficiosos para el medio ambiente. En su fabricación no provocan residuos químicos, al no utilizar productos derivados del petróleo.
  • No tienen efectos secundarios y tampoco producen alergias, por lo que cualquier persona puede utilizarlos.
  • No son testados en animales, por lo que son elegidos por personas veganas o vegetarianas, sensibles a esta práctica.
  • Son aptos para veganos, celíacos y sus ingredientes provienen principalmente del comercio justo.

 

Por todo ello, la cosmética natural con certificación bio, un sello de certificación ecológica, son una garantía para el cuidado de la piel de toda la familia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *